28 dic. 2009

Doble plato (Parte I): ¿cómo, porqué y por cuanto?

Quiero hacer un pequeño análisis más o menos exhaustivo del uso del doble plato para MTB dadas las numerosas dudas que hay al respecto y que es algo que está empezando a ser cada vez más y más común y sin embargo parece que a la gente le surge millones de dudas ¿es adecuado para todo el mundo? ¿Qué ventajas puede ofrecer? ¿Qué necesito para adaptar mi transmisión a doble plato? ¿Es necesario un desviador especial? ¿Y unos mandos especiales? ¿Todos los mandos valen? ¿Iré más rápido? ¿Me curará el resfriado? ¿Ligaré más? ¿Me quitará las marcas del sol?

El tema la verdad es que es más largo de lo que podría parecer inicialmente, por ello quiero hacer, para no hacerlo demasiado denso, varias entradas , en la primera de ellas analizaré, desde mi punto de vista, las ventajas de reducir el número de platos en nuestra bici. Pero antes hagamos un poco de retrospecter para ver de dónde viene esto:

La idea del doble plato no es para nada nueva nueva, ya Tom Ritchey hace más de 10 años, en 1997, antes de que Shimano y Sram presentaran los cambios de 9 velocidades, ideó su sistema 2x9, que no dista en gran cosa de los actuales: se añadía un piñón más (9 velocidades) y se eliminaba un plato, volvíamos a las "18 velocidades" (por aquel entonces eso era cosa de bicis de supermercado solamente) pero con una gran diferencia, estas eran escalonadas y apenas se solapaban entre sí, uno de los grandes problemas del triple plato. La Solución de Ritchey era la mar de simple un piñón grande de 33 dientes, una plato pequeño de 29 o 30 dientes y uno grande de 42 o 44 dientes, un nuevo cierre de cassette que permitiera alojar los 8 piñones y unos mandos Sachs con un click más (podeis saber un poco más de este kit mirando aquí).

¿Y cuales son las ventajas del invelto? Pues una ya la he comentado un poco por encima un par de ellas, por un lado la menor necesidad de cambiar de plato, con lo que se simplifica el sistema de transmisión reduciendo el riesgo de averías mecánicas, por otro el menor solapamiento entre desarrollos. Esto es un poco más difícil de explicar para ello me voy a apoyar con la tabla que veis en la imagen de la izquierda, en ella se indican en naranja los ratios de giro que se repiten de un plato a otro y en rojo se indican los piñones que no es conveniente engranar con el plato del desarrollo arriba indicado teniendo en cuenta cosas como la línea de cadena, el cruce de la misma cadena, etc. Los ejemplos que he tomado para triple plato se basa en un piñón 11-32, pero este solapamiento se verá incrementado según aumentemos el escalonamiento en el piñón (11-34, 11-36 o incluso 11-38).

Como veis en la imagen con doble plato el solapamiento entre ratios de giro por plato es menor. Pero estos argumentos, aunque sí son los de mayor peso, no son los únicos, nos encontramos con valores subjetivos como la reducción de peso o la estética.

Bueno todo esto muy bonito, direis, pero viendo los ratios nos damos cuenta que con un plato pequeño de 27 dientes voy con un desarrollo como si llevara un cassette 11-28, y yo meto el 32 (o incluso el 34) en todas mis rutas llevando triple plato, bueno la gráfica que he puesto es un ejemplo y en realidad existen infinidad de combinaciones seleccionando según que bielas, en realidad no tenemos que prescindir de nada marcas como Actiontec nos ofrecen juegos de cassettes o incluso piñones sueltos de hasta 39 dientes con los que podemos configurar a nuestro gusto nuestro Cassette, por otro lado los BCD (el díametro de circunferencia entre platos en la mayoría de las marcas son Estandar y fabricantes como Specialites-Ta nos ofrecen un amplísimo repertorio de desarrollos diferentes con los que poder configurarnos una transmisión a nuestro gusto, y es que no creo que haya un desarrollo ideal para todo el mundo si no un desarrollo diferente que se adapte al uso las características y las necesidades de cada usuario, un plato de 44 o incluso de 42 dientes se me antoja excesivo para alguien que practique Enduro del mismo modo que un piñón de 34 dientes me parece desproporcionado para alguien que compita en Cross Country y emplee triple plato, sin embargo creo que el tema de los desarrollos lo debería de tratar en un tema aparte puesto que es un asunto demasiado amplio.

Bueno pues pongamos que ya nos hemos decidido a montar doble plato, ¿qué modificaciones hay que hacer en la bici? Pues es la mar de sencillo, coges las bielas antiguas, las quitas, coges las nuevas, las pones y ya está prácticamente listo, tan solo nos restaría ajustar el tope de nuestro desviador para que no desplace la cadena fuera del espacio dónde se encuentran las bielas y ale, ¡¡¡a pedalear!!!

Teneis más información al respecto aquí:
Parte 2, Parte 3, Parte 4Parte 5 y Parte 6.

No hay comentarios: