15 ene. 2010

Retrospectiva

Hace unos días, esperando el Autobús de vuelta a casa me miré a la mano, y ví la inmensa cicatriz que sale entre mis dedos meñique y anular de la mano izquierda junto a la más pequeña por la que salió el hueso, esa cicatriz significa muchísimo para mí, un número incontable de lecciones aprendidas en un plazo demasiado corto de mi vida, aprendí a luchar, a aguantar la presión, a no buscar respuesta a muchas cosas,... Demasiadas lecciones para enmuerarlas todas una a una por aquí, pero limitemonós al ámbito deportivo, hasta el día del motivo de la intervención estaba haciendo una pretemporada perfecta, mi motivación estaba al 1.000% y era todo rabia fortaleza y vitalidad, los objetivos perfectamente definidos, hasta Junio con el 24Doce, una primera parte dedicada al XC e ir adaptándome al Duatlón y una segunda parte con Ronda en Duatlón en Mayo y el 24Doce como fín de temporada, sin ebargo 2 eventos condicionaron la temporada, el primero el motivo de la cicatriz, una placa que recontruía el quinto metacarpo de mi mano izquierda y me impedía tocar la bici hasta finales de Febrero, el segundo una anemia que me dejó casi 2 meses sin suficientes fuerzas justo a final de temporada. De hecho tras la operación mi mano no quedó en perfectas condiciones, en la operación tuvieron que cortar el tendón del meñique y el tendón del anular quedó dañado por el corte provocado por la salida del metacarpo y he pasado toda la temporada sin poder asir el manillar con el dedo meñique y apeñas podía hacerlo con fuerza con el anular.

Es curioso cómo, en los últimos años, las mayores lecciones que he aprendido de la vida han hido vinculadas a lesiones física, así como es alucinante la cantidad de lesiones que he tenido: fractura de clavícula, fractura interna de cabeza de radio y cúbito con dislocación de muñeca, fractura abierta de 5º metacarpiano,... Pero bueno parece que ya ha finalizado la escalada de problemas, y este año promete.

Ha pasado ya un año de ese comienzo aciago, y me veo en la situación inversa, tras una pretemporada aciaga y carente de ninguna motivación ha dado lugar a un comienzo de temporada prometedor en el que estoy verdaderamente motivado y estoy comenzando a desarrollar esa rabia interior que en otros años me ha faltado, para la primera del Open, el 7 de Febrero en Tres Cantos no me veo capaz de estar al 100% pero no me cabe duda que para la carrera de Casa, el Rally de los Embalses, a pesar de ser una prueba más cercana al Marathon que al XC ya estaré cerca del 100% de mi forma física y si no me pierdo o me pasa algo raro ya espero hacer un resultado aceptable.

No hay comentarios: