9 ene. 2010

Feliz vida nueva Pedro.

Quiero hacer un inciso en todas estas parrafadas del 2x9 para dedicarle una entrada a una de las personas que más admiro en el pelotón profesional, y le admiro no solo sobre la bicicleta si no fuera de ella, es una de esas personas con las que seguramente disfrutarías como un crio ante un maestro escuchándole hablar, me refiero al magnífico Pedro Horrillo, el Guipuzcoano nos dejó horrorizados tras caer 80 metros por un precipicio el pasado Giro de Italia bajando el Alto de San Pedro, y el portador de las llaves del cielo tuvo que tener algo que ver con el tema porque si no es inexplicable que su tocayo saliera vivo de lo que sería el equivalente a caer de un piso 20 más o menos, pero pasó, y no solo eso, día a día las noticias eran mejor, incluso nos contaba en su columna en el diario El Pais como a escondidas de los médicos cogía la bici, cómo cada vez hacía más y más kilómetros sin problemas, la verdad verle una última temporada en el pelotón hubiera sido un regalo para todos, un triunfo que hubiera supuesto ver a un campeón haber vencido a la muerte, pero Pedro no es así Pedro es el héroe sensato, el consciente de la magnitud de sus gestas, y esa sensatez ha sido la que le ha invitado a replantearse las cosas y anteponer su família a su pasión, a aquella cosa inexplicable que nos lleva a sentir devoción a muchos por las 2 ruedas.

Y Pedro lo ha hecho como un campeón, con la sensatez y la inteligencia que siempre lo ha caracterizado, rodeado de sus compañeros de Rabobank, equipo que le ofreció continuar o incluso formar parte del Staff técnico, algo que por ahora no ha aceptado hasta valorar todas las posibles opciones estando su mujer y sus hijos por encima de todas ellas. Seguro que como periodista no le faltarán las ofertas, ojalá tenga las tablas suficientes para alcanzar a la televisión y poder jubilar al pesado de Perico que tan infumables hace las retransmisiones de ciclismo, ojalá Pedro no deje nunca de escribir, y ojalá Pedro no se aparte nunca del ciclismo, bueno eso no es un deseo, porque, igual que cuando te enamoras de verdad, lo que te hace sentir este deporte es para siempre, y habrá más pasiones... Pero ninguna condicionará tanto tu vida.

Por ello Pedro Felicidades, Gracias y Ánimo, Felicidades porque este año has vencido tu etapa más dura, la que comenzó en San Piero, y por tu Maillot en la general de la vida. Gracias por todo aquello que nos has hecho sentir viendote sobre la bici y leyéndote y por último ánimo en esta nueva etapa de tu vida de la que espero poder disfrutar, como lector o como aficionado. Y espero que algún dia lo pueda hacer personalmente.

1 comentario:

McEwen dijo...

Plas plas plas.... un aplauso a Pedro y a tu Luis por la crónica ;-)