26 ene. 2009

Pasito a pasito se hace el caminito.

Así estoy yo ahora, paso a paso recobrando las fuerzas y las ganas por hacer bién las cosas, aún no puedo montar sobre una bici y supestamente hasta dentro de 3 semanas voy a seguir sin poder hacerlo, unque probablemente de estrangis le eche un poco de morro y adelante una semanita la fecha para poder correr en San Martín de Valdeiglesias, lo sé mi forma no va a ser precisamente perfecta, pero... Digamos que es algo que quiero hacer para comenzar a divertirme y pasar un poco de presiones, al fin y al cabo mis objetivos están lejos unos cuantos meses más allá, sobre todo a finales del més de Junio con el 24Doce, pero mientras que llega el momento yo seguiré trabajando y divirtendome con otros objetivos, comenzando con lo que resta del Open de Madrid, la primera carrera fué una pasada, lluvia, y aunque la temperatura no era mala del todo el viento daba un sensación térmica peor, hubo gente que acabó con hipotermia y sin duda fué una prueba épica, mañana haré una entrada contando qué tal les fué a mis compis, suerte dispar para ellos aunque creo que todos ellos lo hicieron genial en una carrera dónde llegar ya es toda una victoria.

Sobre mí llevo ya unos cuantos días, desde que el médico me dijo que la mano ya estaba bién y debía comenzar a ejercitarla corriendo, la verdad es que ya habré alcanzado el segundo centenar de kilómetros pateados y no he notado la más mínima molestia en la rodilla, parece que el calzado, unas Nike Air+ Zoom Vomero, me están preservando de molestias y dolores, aunque he de reconocer que esta vez estoy siendo más cuidadoso que nunca con el terreno, procuro siempre correr por terrenos blando, estirar un poquito tras la carrera y evitar el pavimento y el asfalto siempre que pueda, la verdad es que esto de correr no tiene demasiada miga, aunque si eres un poco observador en seguida te dás cuenta cómo mejorar tu rendimiento. Día tras dia y siempre que el tiempo y la metereología me lo permita voy a tratar de incrementar la distancia al menos hasta que pueda volver a entrenar en bici normalmente, pues esto de correr, sí es verdad que cunde, pero no es mi salsa, prefiero la velocidad de la bici, el viento en la cara,... Es muy diferente aunque admito que la carrera a pié, mientras que los dias sean tan cortos, va a ser va a ser uno de los puntales en los que se va a sustentar mi entrenamiento, al fin y al cabo uno de mis objetivos va a ser competir en el Duatlon de Ronda, seguramente la primera toma de contacto con la larga distancia previa al 24Doce.

Estos entrenos pedrestres me han permitido comenzar ya a testar también parte del nuevo material que voy a estrenar este año, las gafas Oakley Radar, el cristal con el que las compré es el mismo VR28 Black Iridium que llevaba en las Racing Jackets pero además me he hecho con una lente transparente y próximamente para el Verano me haré también con una lente polarizada, la luminisidad con esta lente es bastante alta, y la forma de la lente (path) ofrece un campo de visión aún superior al de las racing Jackets que he utilizado hasta ahora. La montura, solo puedo decir que impresionante al escaso peso de las gafas hemos de sumar una comodidad impresionante y una ligereza increible, realmente no notas que lleves nada sobre la cabeza.