28 sept. 2009

Del fuet al Morcón del jabugo al Jamón cocido y otras involuciones fisonómicas.

Quizá pensareis que estoy hablando de la cocina con este titular pero nada más lejos de la realidad, hoy ha sido el punto de inflexión el primer día de ponerse manos a la obra, de volver a currar, entrenar a diario, sudar como un cerdaco, llegar a la ofi con las patas más tiesas que las del mítico pirata patapalo, cuidar la dieta, en vez de 30 galletas con nutella tendré que tomar 10 y sin cucharadas soperas de la versión internacional del leche, cacao, avellanas y azucar, untadito que las cosas con mesura es como mejor se aprecian.

Pero, os preguntareis, ¿y eso qué tiene que ver con todos esos frutos ibéricos del título? Jajajajaja pues es un poco el cambio de mi percepción sobre mi fisonomía del estado de forma a cómo estoy ahora, en realidad no hay más que 3 kilos de diferencia entre un punto y otro, pero es lo que tiene llevar ropa ajustada que cada gramo de exceso se nota, y el no apretarse tanto los tornillos en la dieta veraniega además de una menor intensidad de trabajo es lo que tiene, que de una estilizada figura similar a la de un fuet te conviertes en un rechoncho morcón ibérico y tus piernas estilizadas y duras se convierten en algo rechocho y flácido como un jamón cocido.

Lo sé es una comparación un tanto peculiar pero no veas la guasa que tiene enfundarte en tu ropa favorita y ver como tu culo expande la lycra de manera que antes no lo hacía... y piensas... Bueno pues me pongo otro culotte por encima para disimular un poco... Intento completamente inutil, arriba se repite lo mismo, pero mas humillante porque se ve más claramente... Un morcón cuya hendidura viene dada por la cremallera, eso es lo que veo... Ufff que apuro, bueno quién me va a ver, pienso, y me lanzo al asfalto, un pequeño paseo de 70 Km pisando huevos se convierte para mi corazón es casi ritmo de carrera... Dios que gordopilo estoy hecho... A este paso una semana más y me rozan las nalgas con la cubierta... Llego a casa y solo puedo pensar... Macho la que te espera de aquí a que vuelvas a las carreras, comienza la tortura... Y yo tan contento.

No hay comentarios: